Equipo Marina Sezam

IMG_1044

Como empezó e historia de Marina Sezam

Poco después, se me ofreció la posibilidad de entrar a formar parte del departamento de textil hogar en otra empresa de este sector. Apenas me costó tomar la decisión ya que era un puesto que me atraía mucho, y sin duda marcó lo que sería mi futuro porque al cabo de un año mis pasos me llevaron al lugar al que quise llegar tantas otras veces antes, el interiorismo y la decoración. Una formación que supuso el antes y después en mi trayectoria profesional.

Tengo un recuerdo muy vívido de aquellos días, de las tardes cuando, nada más salir de la escuela, y a partir de las 5 de la tarde, me perdía entre las calles de Barcelona por las tiendas de muebles y decoración para potenciar ideas, aprender mezclas, hacer mis propias composiciones. Recuerdo que en aquella época incluso llegué a memorizar los precios y medidas de todos los muebles modulares de las tiendas que visitaba.

Sin duda había encontrado mi pasión, aquello en lo que podía volcar toda mi energía, y que podía ser mi futuro profesional. Había encontrado mi sitio en el mundo.

Antes de terminar mis estudios como interiorista ya había fundado mi primera empresa, dedicada a la reforma de viviendas y espacios interiores. Los comienzos fueron proyectos para amigos y conocidos, a los que desde estas líneas quiero agradecer enormemente su confianza y que hubiesen creído y apostado por mí desde el primer momento.

Soy lo que soy gracias a todas las personas que a lo largo de estos años me han permitido entrar en sus hogares, e inundarlos de ilusión y de luz.

Los amigos y conocidos me trajeron nuevos clientes. Fueron unos años buenos que me permitieron trabajar por mi cuenta sin descanso, mejorando las condiciones y los interiores de las viviendas que me llegaban. Una experiencia que me enseñó muchísimo y que me llevó a colaborar con grandes profesionales.

El devenir de los acontecimientos y las vueltas que da la vida me llevaron a entrar en contacto con la arquitectura. Se me abría una nueva puerta por la que tenía claro que quería pasar. Esto me aportó, a nivel personal y profesional, un conocimiento más profundo y una seguridad y confianza mayores en mí. Todo esto me condujo, como no podía ser de otra forma, a dar un paso más al frente. Fue entonces cuando fundé Sezam Disseny, allá por el 2005, mi gran proyecto de vida, donde pude fusionar mis pasiones tanto por el diseño como por el interiorismo y los espacios en general.

Mi búsqueda incansable de nuevos horizontes me llevó a fundar, en el 2010, y junto a mi amiga y compañera Almudena Martín, Congost21, más orientada a la construcción de espacios y escaparatismo, a la vez que comenzaba a formarme como ingeniera de edificación.

Hoy desde Sezam puedo acometer los proyectos de diseño e interiorismo que siempre me han apasionado, ejecutándolos y haciéndolos realidad con Congost21 como constructora.

IMG_5733

MI EQUIPO

Tengo la suerte de contar con los equipos de personas que con los años he ido seleccionando. Junto con Marta y con Pedro, hemos realizado proyectos poniendo siempre el foco de interés en la creación de espacios funcionales que logren el equilibrio entre la vertiente más pragmática del diseño y la estética que consiga plasmar la personalidad y el lado más humano de quienes luego los habitarán.

Marta se encarga del dibujo de planos, de tomar medidas de todo, de recoger, ordenar y transformar la información en proyectos de interiorismo realizables, y Pedro se encarga de la ejecución de la obra, de que tanto las Instalaciones como los materiales se dispongan correctamente.

Dependiendo del tipo de proyecto que vamos a acometer, y de las características y necesidades que requiera, contamos también con equipos profesionales de distinto perfil con los que colaboramos desde hace ya años.

Bienvenidos a Sezam, bienvenidos a nuestro espacio

Más de 15 años de experiencia dando vida a los espacios

Me gusta decir que no fui yo quien se topó con el interiorismo, sino que fue él quien me encontró.

Desde niña, mis padres me educaron para que estudiara una carrera universitaria, así que llegado el momento comencé sin dudarlo mis estudios de medicina, pero algo me decía que aquél no era mi camino.

La pintura, el dibujo y el tratamiento del color inundaban mi pensamiento y un día entendí que había llegado el momento de coger mis lápices de colores y lanzarme a la aventura. Comencé entonces a estudiar durante 4 años la carrera de Diseño Textil y Moda en Sabadell. Fue una etapa preciosa de mi vida, un descubrimiento del color y los tejidos. Un pasito adelante que no sería más que el comienzo.

Antes de terminar los estudios, ya empecé a desarrollar mis prácticas con algunos profesores e incluso tuve la oportunidad de empezar a trabajar como diseñadora de tejidos de lino.

¿Tienes un proyecto?

Contacta con nosotros, podemos ayudarte

¿Que necesitas?

Indica el servicio que necesitas y te llamamos