Proyecto de interiorismo de una pastelería en Cervelló

El proyecto de esta pastelería ubicada en la localidad de Cervelló, consistió en actualizar el local para hacerlo más atractivo y adecuar en él, una zona para cafetería y degustación. Crear un ambiente que nos conecte con el mundo del dulce y con el disfrute que proporciona fue la premisa sobre la que articulamos este proyecto.

Se adaptó y redistribuyó el interior para que pudiera tener un pequeño espacio con mesitas y sillas, donde los clientes tuvieran la oportunidad de disfrutar in situ de sus productos artesanales. Y después de plantear la distribución del local, pusimos el foco en los materiales, los acabados, y todos aquellos elementos, tangibles o no, que podían ayudarnos a generar emociones y a despertar recuerdos positivos de la infancia.

En este sentido, la elección de los revestimientos, del mobiliario y de los elementos decorativos fue clave. 

Se utilizó el color blanco como base para ganar espacio y luminosidad, junto a los tonos pastel, como el rosa, el azul y el amarillo, que tiñeron lámparas, sillas, mesitas y mostrador. Una forma de darle un toque exquisito al espacio, creando un ambiente alegre, infantil,  acogedor y lleno de fantasía. 

En cuanto a la iluminación, se dispuso estratégicamente y se aprovechó también la luz natural, consiguiendo, de esta forma, que el espacio se viera amplio, limpio y claro. 

El escaparate también se modificó para modernizarse añadiendo más iluminación de la que había, más color y una mejor distribución de los productos, con el propósito de conseguir así, atraer el máximo de clientes y hacer irresistible la tentación de entrar en el local.