Proyecto de interiorismo para vivienda en Torrent de l’Olla, Barcelona

 

El proyecto de interiorismo consistió en el cambio de uso de oficina a vivienda. Con este fin, se distribuyó para albergar tres dormitorios, dos baños y una cocina semi-abierta al salón. Se trataba de un espacio de 80 m2, con muy poca luz natural, que debíamos dejar no sólo habitable, sino también atractivo y bien acabado. Por este motivo se optó por la utilización del color blanco en superficies muy lisas combinado con la madera y la cerámica que aportaron la calidez necesaria.